Nuestro grupo AUDEMAC de 23 caminantes llegó el sábado por la mañana a las 12.00 a la Plaza del Obradoiro en plena visita del presidente de Colombia. Habíamos salido en la última etapa desde Pedrouzo en plena oscuridad (en un mundo de niebla y de meigas!) antes del amanecer a las 07.30.

En total caminamos 117 kilómetros en 5 días y fue para todos una experiencia extraordinaria.

Unos comentarios espontáneos de nuestros compañeros en el ‘chat’ del grupo:

“Muchas gracias a todos por vuestra compañía sin la que hubiera sido imposible realizar el Camino. Como todos decís ha sido una experiencia inolvidable. Y muchas gracias, una vez más, a los organizadores  que siempre con una sonrisa en la boca, han ido solventando las pequeñas dificultades que se fueron presentando.!

 

“Muchísimas gracias queridos compañeros, han sido unos días muy especiales en los que creo que todos hemos notado el apoyo y cariño de los demás.  Un gran regalo.”

 

“Para mi esta experiencia inolvidable comenzó hace unos meses cuando Bruce anunció en la Junta el viaje y Luz, Chema y yo nos pusimos en marcha.  Para ellos tres no tengo más que palabras de agradecimiento por los buenos momentos que hemos pasado preparándolo. Lo que al principio era una lista Excel de nombres, teléfonos y direcciones super bien gestionada por Chema, habéis pasado a ser un grupo de amigos con los que he compartido una de las experiencias más enriquecedoras que he tenido.

Mil gracias a todos por habérmelo hecho posible y pensad que, si hemos podido hacer esto, que no vamos a poder hacer en la vida? A por el siguiente!!!!”

 

“Y gracias a cada uno de vosotros por haber aportado una variedad y riqueza de matices absolutamente enriquecedora. Dicen que el camino es la vida. Nos sorprende cada día y estos 5 días y 117 kilómetros han resultado, para mí, muy enriquecedores gracias a vosotros.”

 

“Este viaje me ha devuelto la sonrisa!”

 

“Tenía mis dudas sobre si era capaz de hacerlo entero y ha sido posible gracias a vuestro ánimo y apoyo.”

 

“Gracias Begoña, Luz y Chema por la magnífica organización y gracias a todos y cada uno de los magníficos compañeros de este inolvidable Camino de Santiago por vuestra alegría, compañerismo, generosidad y simpatía.”

 

“He sentido una gran nostalgia de nuestros días en el camino: el desayuno, la reunión de todos para comenzar la etapa, reencontrarnos en el camino, las hermosas vistas, los bellos parajes, el ánimo y la alegría junto al esfuerzo para conseguir la meta.  «Todo pasa y todo queda…»  A mí me quedan el alma y el corazón llenos por vuestra amabilidad, comprensión, acogida, compañerismo, apoyo ¡Ha sido increíble! Experiencias así me dan la vida!”

 

“Ha sido una semana inolvidable, con momentos de esfuerzo, momentos de reflexión, momentos de amigable relax… en un ambiente distendido y solidario. Una experiencia preciosa, con un grupo inmejorable, que trataremos de reunir en una jornada de marcha y comidita”

 

“Ha sido una magnífica experiencia , tanto por el Camino en sí, como por la convivencia con un grupo tan estupendo.”

 

Y había mucho más… así es el Espíritu Comillas en AUDEMAC!

 

Final de una aventura….

Todos quisimos dar las gracias a nuestro triunvirato de organizadores – Begoña, Chema y Luz– y durante la última cena el sábado por la noche, Bruce les presentó a cada uno de parte de AUDEMAC un pequeño kit del Camino como recordatorio de estos días tan especiales: Una concha artesanal de chocolate, un mojón del Camino en miniatura; un imán del frigorífico con ‘Sarria a Santiago, 117.3km’; y para recuperarse una botellita de crema de orujo!

Queremos también felicitar a Antonio de VIAJES MUNDIPLUS por la excelente y complicada organización técnica. Había mucha gente en el Camino en esta época y no fue nada fácil. Son verdaderos expertos.

A ver si con un poco más de tiempo hacemos un reportaje AUDEMAC más extenso de este viaje francamente inolvidable….