De bien nacidos es ser agradecidos, dice un refrán y en AUDEMAC se ha creado esta sección, precisamente para reconocer el apoyo desinteresado que ciertas personas prestan a nuestra asociación.

De Bruce Taylor partió la idea que encomendó a Alicia López Budia y que este mes tiene como protagonista a: 

OLGA MARTÍN AGUADO, SECRETARIA DE LA UNIVERSIDAD DE MAYORES

A través del amplio ventanal situado a pie de calle, se la ve moverse desde el ordenador al teléfono, recibir a estudiantes que requieren su atención y saludar a algún compañero que entra en su pecera para perderse en las profundidades de la oficina. Olga llena de energía, parece que ha creado en muy poco espacio un ambiente donde es agradable estar. 

Pero veamos primero la presentación que de nuestro personaje hace Bruce:

“Me estaba preguntando cómo empezar esta introducción. 

Si Angelo es el director, Olga es la jefe administrativa a quien él tiene mucho aprecio. No puedo más que citar (y estoy totalmente de acuerdo), las palabras con que es presentada en nuestro Anuario XX aniversario: “Olga es atractiva, sonriente y muy eficiente”.

Desde 2018, Olga está cuidando de sus jóvenes mayores en Alberto Aguilera, 32 separada de su jefe por una autopista urbana. Al mismo tiempo que ocuparse de nosotros, tiene otras obligaciones universitarias que consigue cumplir con buen humor… y resignación”. 

Hablamos con Olga a través de la mampara que la aísla del exterior y siendo interrumpidas para atender a otras personas. Aun así, el clima es bueno.  

Olga, ¿trabajabas ya en Comillas antes de incorporarte a este puesto?

Sí, mi primera ubicación fue en Caja y Oficialía Mayor, después departamento de Viajes, Secretaria General…

En principio nada fácil. Tener al jefe en otro edificio no es muy corriente

Nada corriente y complicado porque la comunicación es esencial y al tener muchas cosas que hacer esa comunicación solo es en casos importantes y por whattsapp (es más rápido).

Lo bueno es que si está de mal humor ni te enteras

 Nunca está de mal humor, es un sol.

Además, tienes que atender a todas las personas que entran, sean o no de la UMA.

Si, y estoy de apoyo a tres departamentos.

Porque tu trabajo consiste…

Controlar a todo el mundo que entre en el edificio, avisar o acompañar dependiendo de cada persona y ayudar a los departamentos cuando me necesiten (dar o recoger documentación, ETC), y asignar un sitio a todos los alumnos que quieran bajar a la sala de estudios y cuando se va a liberar el puesto.

(Por fin se descifra el enigma. Estando hablando con Olga, llegan universitarios que piden estar tres horas, otros que preguntan si puedo entrar… en cualquier caso, después de una comprobación, reciben un papel y desaparecen pasando los torniquetes que hay situados cerca de recepción. ¿Dónde irán? me pregunto. Ya se la respuesta; en la planta baja hay una sala de estudio). 

Vuelve Olga para decirme muy seria: 

Y para lo último dejo lo más importante, Secretaria de la Universidad de Mayores, dar información, ayudar a inscribirse, matricularse, seminarios, y en definitiva ayudar en todo lo que esté en mi mano a los alumnos y futuros alumnos.

En relación con los profesores, sus contratos, las listas, las venias.

Reserva de las aulas y un sinfín de cositas que no te dejan parar y que en definitiva es bueno para la mente y el cuerpo.

Personalmente me parece que el emplazamiento de tu puesto es más distraído que estar toda la jornada en un antedespacho.

Depende, pero si estuviera toda la jornada en el despacho, podría ayudar más a mi jefe que creo que está sobrepasado con tanto trabajo.

Por la Universidad de Mayores hemos pasado muchas promociones, el año pasado se cumplió veinte años desde su fundación, ¿hay algún fichero de los alumnos?

Si claro, todo está por promociones y esta información depende de Secretaria General (custodian todos los datos).

Es decir que si hubiera que hacer una comunicación a todos, sería posible?

Creo que sería complicado, pero no imposible, porque hemos avanzado y los programas informáticos son diferentes de cuando empezamos, pero en papel estarán todos.

La matriculación de los cursos, Seminarios, se hace aquí e incluso se paga con tarjeta, ya no hay que ir a Caja y luego traer el resguardo.  Y en caso de suspensión de algún Seminario ¿avisas a los inscritos?

Si, los llamó por teléfono, pero también los seminarios están cambiando y ya se hace desde la plataforma de la Universidad, pero si acuden a la Universidad se les ayuda a realizarla y por teléfono también.

He visto cola de compañeros míos para ser atendidos por ti, ahora con la pandemia esto ha cambiado mucho. 

Alguno que otro si vienen, pero los atiendo por teléfono con el mismo entusiasmo.

Lo que permanece es lo difícil que a veces resulta tratar con los alumnos. ¿Es este tu primer contacto con el público, y además de cierta edad?

No es la primera vez, me gusta la atención al público, pero hasta ahora siempre han sido alumnos de grado y padres.

Se te ve muy paciente y amable de forma natural, sin impostura. ¿Tu buen carácter como se ha forjado?

Pues la verdad no sé exactamente, pero el criarme en un ambiente de familia numerosa y con los abuelos (son todo sabiduría) ha debido de influir.

No llevas anillo, pero eso no quiere decir nada…

Bueno lo llevé muchos años, pero la vida te da sorpresas, tuve que enfrentarme a intentar educar lo mejor posible a dos hijas.

Y cuando sales del trabajo ¿cómo es Olga, que te gusta hacer?

Pues me gusta ir a ver a mi madre y mi tía, las manualidades, leer y viajar.

Eres de ir en grupo o prefieres moverte sola?

Suelo ir sola o con mis hijas. Pero soy muy sociable y me gusta viajar en grupos organizados

¿En qué ocupas tu tiempo fuera de aquí? 

En estos tiempos, después de trabajar en organizar un poco la casa y coser no hay mucha elección; antes del Covid salía con mis amigas todos los fines de semana, lo echo de menos.

Qué país te gustaría conocer?

Rusia

Por qué razón?

La literatura y el cine han influido sin duda. Doctor Zhivago, Guerra y Paz, Los Hermanos Karamazov, Anastasia, Anna Karenina, leídas o vistas en la pantalla, estas obras describen una época romántica y sugestiva. Un documental sobre los tesoros del Hermitage y sus ballets han hecho el resto. La Rusia que me gustaría conocer es la zarista y pre-revolucionaria, aunque tal vez la actual también tenga su encanto. Espero poder comprobarlo.   

A qué persona te gustaría conocer?

Al Papa Francisco, tan cálido, tan humilde…

Tienes un libro favorito?

Historia de Madrid. La leyenda urbana dice que apenas hay nativos de la ciudad, pero no es cierto. No al menos en mi familia. Me parece interesante como de un asentamiento árabe ha llegado a ser una de las ciudades más bellas del mundo. A mí me lo parece.

Tu mayor éxito en la cocina?

Repostería

Pues habrás tenido ocasión de practicar bastante, porque con la pandemia y tus hijas en casa, los bizcochos y tartas estarían a la orden del día

Sí, pero dentro de un orden. No es cuestión de acabar como bollitos.

Tienes una receta especial, de las que no engorda, que quieras compartir?

Cada repostera tienes sus trucos claro, pero lo importante es “la mano” esa habilidad que a mí me viene de familia, para conseguir un resultado con sabor, bonita presentación y pocas calorías.

O sea algo que nunca conseguiré.  Dime Olga ¿Cuál consideras que es el mayor éxito de tu vida?  

Mi familia

Y lo dice rotunda, mirando a los ojos y presumo que orgullosa del resultado obtenido. Es imposible seguir interfiriendo en su trabajo, así que me despido, encantada del rato pasado juntas. Porque Olga tiene una personalidad que capta enseguida por su naturalidad. Es fácil congeniar con ella y resulta tan poco frecuente que te reciban con una sonrisa cuando vas a hacer una gestión, que no puedo por menos de felicitarme, felicitarnos, por la suerte que tenemos con que sea la secretaria de nuestra universidad. 

 

PD Agradecemos la foto de portada al fotógrafo oficial de Comillas, José Ángel Molina.

 

Alicia López Budia
Madrid, abril 2021