El martes y 13 nos salió estupendamente este año: estuvimos casi 80 personas en el Teatro Tribueñe para una sesión privada para Comillas de Alarde de Tonadilla, un precioso viaje de coplas por España.

Aquí lo describe muy bien en su crónica-reseña nuestro compañero y Presidente Fundador de la Asociación, Pedro Álvarez Parejo quien se ve muy entusiasta en la foto del público Comillas…

Espectáculo tradicional en el Tribueñe

El teatro Tribueñe, desconocido para mí hasta que empecé a frecuentar de la mano de nuestra Asociación, es pequeño en capacidad, grande y ambicioso en calidad, íntimo en su modestia, sorprendente por sus elencos profesionales de entrega garantizada y, casi siempre, marco donde pasar un buen rato, agradable al comentario y al aplauso generoso.

Se podría equiparar a un antiguo teatro de la legua o una corrala, donde todos los cómicos tienen cabida para sus dramas, comedias o musicales.

Y fue precisamente un musical el que nos llevó allí el pasado día 13.

Su concepción melódica, con apoyos audiovisuales de color sepia, trampantojos de una excelente puesta en escena, in crescendo desde el principio al final como una buena sinfonía, fue sugiriendo escenarios, desgranando ritmo, canción y baile popular de una historia radiada, muy cercana para muchos de nosotros.

Jotas maragatas y aragonesas, zambras, rumbas de fuego gitano, saetas procesionales, cuplés, chotis… baile y canción, es decir, genuina tonadilla fue en un alarde de esfuerzo, vestuario y entrega personal en todos y cada uno de sus números, deleitó a un público entregado, generoso en el aplauso, sorprendido por un espectáculo inédito, inesperado regalo de Navidad en un Madrid imprevisible.

Tras más de dos horas largas de duración, llegó el final, prolongado con el regalo de unos villancicos gitanos, fin de fiesta en la que todos los artistas del espectáculo intervinieron individualmente a título personal.

Arreciaron los aplausos y finalmente tuvimos que marcharnos, no sin antes de despedirnos reiterar los mejores deseos navideños y agradecer a AUDEMAC, en la persona de Bruce Taylor haber propiciado tan agradable encuentro.

Madrid, Diciembre 2016

Pedro Álvarez Parejo (AA)